Buscar
  • cocemfealboradatol

EL CAMBIO DE HORA

Coincidiendo con el cambio de hora queríamos ahondar más en la influencia de los ritmos circadianos sobre nuestra conducta. Un cambio en estos bioritmos pueden generar importantes desajustes entre los ciclos de sueño, ¿pero hasta qué punto son importantes?




La vida es un fenómeno rítmico. La actividad y funciones de los seres vivos se manifiestan como variaciones periódicas llamadas ritmos biológicos; aquellos con una periodicidad menor a 24 horas se denominan ultradianos, como son: el consumo de alimentos, el ritmo cardiaco, el reposo y la actividad, etc. Por su parte, los ritmos biológicos con una periodicidad cercana a las 24 horas se conocen como circadianos, como son: el ciclo de dormir y despertar, la liberación de ciertas hormonas, etc. Mientras que los ritmos biológicos con una periodicidad mayor a un día se denominan infradianos, como es el caso del ciclo menstrual.



Los ritmos circadianos (del latín, circa , diano = alrededor del día), están determinados genéticamente y persisten inclusive en ausencia de estímulos ambientales. Estos genes reloj influyen tambien en el ciclo y la fisiología celular. Recientemente se está investigando la relación entre alteraciones del ritmo circadiano y ciertas enfermedades, estos estudios han concluido que constituyen un factor de riesgo para el desarrollo de diversas patologías entre las que se encuentra el cáncer.



Obviamente, adelantar o atrasar el reloj una hora no nos va a hacer enfermar, pero si el cambio te altera de alguna manera, no te preocupes, estás en tu derecho a sentir que hoy te has levantado con el pie cambiado. Han alterado todos tus ritmos. De igual modo que los que sufran jet lag, trabajan a turnos o tienen factores externos que les impiden disfrutar de un sueño reparador de manera habitual. Tenemos que ser conscientes de estas circunstancias y de cómo el cansancio y la sensación de estar desorientado pueden provocarnos mal humor, estrés y apatía.

4 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo